psicoemocionate comportamientos tóxicos

Queda Prohibido

29 de diciembre de 2015 Escrito por Desarrollo Personal, Equilibrio y Bienestar 0 comentarios en “Queda Prohibido”

No nos gustan las prohibiciones, decimos que nos sale el lado rebelde y nos resistimos a que nos pongan límites. Pero, ¿y si algunas tuvieran sentido?.

¿Y si la prohibición naciera de una elección que decides hacer libremente y con todas las consecuencias?. ¿Y si fuera un veto que sólo buscara tu bienestar físico, mental y emocional?. ¿Y si estuviéramos hablando de una limitación al miedo, de atar corto al dolor, de reducir el campo de acción de la ansiedad, de evitarle más sufrimiento a un corazón roto…?.

¿Y si tomamos como punto de partida el poema de A. Cuervo y después lo adaptamos a nosotros/as?…

Queda prohibido

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles sólo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo,
porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a Dios por tu vida,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

 

¿Aplicamos y adaptamos estas acertadas prohibiciones a nuestra vida?:

  • Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos: cada mañana, o si te resulta más fácil, la noche antes, decide tres objetivos para cumplir ese día y ¡no te acuestes sin llevarlos a cabo!.

Hoy no huyas del recuerdo, de esa imagen que se cuela en tu cabeza sin querer y que rápidamente tratas de que se vaya. Hoy vas a dejarla que se quede un rato. Deja que te remueva, tu pasado forma parte de ti, ha contribuido a quien eres en este momento. Si sólo dejas que te haga daño, sea cual sea tu vivencia, no la estas aprovechando en tu favor. Si se trata de un recuerdo de que un día te amaron, siente agradecimiento por haber podido tener la experiencia; si es una situación dolorosa o trágica, piensa qué te puede aportar, quizás mayor tolerancia a la frustración, o madurez emocional, o abrir los ojos a la necesidad de cambiar algo en tu vida…

  • Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños: ponle nombre a tus deseos, sin son grandes sueños divídelos en otros más pequeños, hazlos concretos y medibles, para que puedas demostrarte a ti mismo/a que los vas consiguiendo.
  • Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus dudas y mal humor: no vale solo con sentirlo, si te lo guardas para ti o lo demuestras “a tu modo” puede que el mensaje no le llegue a la otra persona (y eso y no comunicar nada es lo mismo). Elije a “tu persona del día”, escoge una forma de demostrarle tu cariño y ¡adelante! (para tu pareja puede ser darle las gracias por algo que, por cotidiano, ya ni reparáis, para tu hijo dedicarle un rato a jugar con él sin móvil ni tele, para tu abuela tal vez dedicarle una tarde a tomar café y escucharla, para tu amigo un mensaje preguntándole qué tal el día…). Y si estás con los cables cruzados respira y no contestes ni actúes por impulsos. Evita pagar con quien no lo merece tus malos humos. Date una vuelta a la manzana, sal a correr, relájate con una ducha o enciérrate 10 minutos en el cuarto y “vomita” lo que te tiene enfadado/a, cualquier cosa con tal de no usar a los/as demás como saco de sparring.
  • Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles sólo cuando los necesitas: ¡Desde cuando no tienes tiempo para tus amistades!. Te aportan un vínculo que te ayuda a enfrentar los malos momentos y además te regalan risas, satisfacción, desconexión y bienestar, ¿por qué renuncias a ellos/as?. Interésate por su vida de forma sincera y plantea alguna actividad que os guste a tod@s (¡y no te vayas a echar atrás en el último momento!)
  • Queda prohibido no ser tú ante la gente, fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere: no hagas lo que no te apetece, no te muestres como alguien que no eres, no rías comentarios que te parecen inapropiados… a todos/as nos gusta caer bien pero no debemos pagar el precio de no poder mostrarnos con naturalidad, rechazando lo que somos y tratando de agradar a toda costa
  • Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera un último suspiro: somos responsables de lograr nuestros deseos, ninguna otra persona está aquí para satisfacer nuestras necesidades. Cuando tomamos conciencia de aquellos aspectos sobre los que tenemos control y aceptamos nuestra responsabilidad es cuando comenzamos a construir nuestro bienestar.
  • Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen más que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha: todo el mundo lucha contra algo, no seas ingenuo/a y pienses que los/as demás tienen una vida perfecta y que es injusto que la tuya nunca esté a la altura.
  • Queda prohibido no crear tu historia, dejar de dar las gracias por tu vida, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita: practica la amabilidad, el hacer más por los/as demás, agradece lo que tienes, no te enredes en envidias y comparaciones que sólo te hacen enfadarte y entristecerte, ¡no creas todo lo que se publica en Facebook! .
  • Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual: confía en que puedes mejorar tu vida y mantén una actitud positiva y realista, no niegues la cara amarga de la vida pero elige el optimismo como forma de enfrentarla.

 

Pistas

  • Tu vida siempre puede ser mejor y gran parte depende de ti, de tu actitud y compromiso con ella. Tú decides si prohíbes o no prohíbes

 

Idea clave

“Queda prohibido no buscar tu felicidad, no sentir que sin ti este mundo no sería igual”

Guardar

Guardar


firma-ok
¿Te gustaría tener una Sesión de Psicología?
Prueba la psicología Online (email, videoconferencia) fácil, cómoda y eficaz.
Ponte en contacto conmigo y te informaré sin compromiso
email. marta@psicoemocionate.com telf. (+34) 622.595.544


Tags: , , , , , , ,

0 comentarios en “Queda Prohibido”

Alfredo Cuervo BArrero dice:

El poema “Queda Prohibido” es una obra creada por Alfredo Cuervo Barrero.

http://centroycontorno.blogia.com/2007/040314-queda-prohibido.php

Escribe una opinión

Tu email no será publicado.This is a required field!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte este artículo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn