guerra de los rose pareja psicoemocionate

La guerra de los Rose

5 de agosto de 2013 Escrito por Pareja 0 comentarios en “La guerra de los Rose”

¿Recordáis la película de finales de los años 80 “La guerra de los Rose, dirigida por Danny DeVito?. Al comienzo de una relación suele darse un intercambio equilibrado de palabras y acciones agradables y deseables entre ambos miembros de la pareja. Todo se vivencia con un gran placer y satisfacción y no se suelen escatimar los momentos para gratificar a la otra persona. El paso del tiempo hace que la relación se serene e incluso que pueda aparecer la rutina y el desgaste, haciendo que la calidad y cantidad de interacciones positivas se resienta.

Las parejas en conflicto, en comparación con las parejas satisfechas con su relación, responden más rápidamente a los elementos negativos (un mal gesto, una palabra fuera de lugar) y responden con menor frecuencia ante los hechos positivos (un comentario agradable, un acercamiento para iniciar una relación sexual).

 

Puede haber una falta de equilibrio entre lo que realmente se da y se recibe o una falta de equilibrio en lo que cada uno/a percibe que da y que recibe. A grandes rasgos podríamos decir que:

  • Si gratifico, tengo mayor probabilidad de ser gratificado/a
  • Si castigo, tengo mayor probabilidad de ser castigado/a
  • Si doy más, tengo mayor probabilidad de obtener más
  • Si doy poco, tengo mayor probabilidad de obtener poco

 

Puede llegar un momento en que al no conseguir lo que se desea por parte del compañero/a, al limitar cada vez más las interacciones positivas o al dar más gratificaciones de las que se reciben comiencen a aparecer conductas como mal humor, críticas hostiles, manipulación, acusaciones, amenazas e incluso violencia.

 

Imaginemos una pareja, Alberto y Diana. Ella le pide constantemente que sea “más cariñoso”, y él le responde que “ya no sabe qué hacer”, pues ella parece “no conformarse nunca con lo que le demuestra”. Parte del problema está en que cuando Diana le pide ser más cariñoso en realidad lo que le gustaría es que le diera cada noche un beso antes de acostarse. Alberto sin embargo ha comenzado a darle un beso por la mañana cuando ambos se despiden para irse a trabajar y lo que observa es la cara de disgusto de ella y la desgana con que le devuelve ese gesto, inequívoco a su entender, de que él está haciendo un esfuerzo por mostrarse más afectuoso.

Nos encontramos frente a un error muy común de comunicación. Utilizamos términos abstractos (por ejemplo, cariño) a la hora de solicitar lo que queremos en lugar de ser específicos y concretos. Una acción clave para regenerar la relación es mejorar las habilidades de comunicación al expresar los sentimientos (positivos y negativos), al hacer críticas, al solicitar cambios, al describir situaciones que gustan o disgustan, al realizar halagos, etc.

 

Pistas

  • Prueba a hacer un pequeño ejercicio para ser consciente de las veces que tu pareja hace/dice algo positivo hacia ti: durante una semana estate pendiente de “pillarla” diciendo o haciendo algo agradable y hazle saber que te has dado cuenta (pequeños detalles, no hace falta que sea nada importante). Al comentárselo la estarás premiando, lo que aumentará las probabilidades de que haga lo mismo contigo.

 

Idea Clave
Mejorar y fortalecer la relación de pareja exige un esfuerzo consciente por parte de ambos. Repartimos responsabilidad pero también las “ganancias” resultantes.

Guardar

Guardar


firma-ok
¿Te gustaría tener una Sesión de Psicología?
Prueba la psicología Online (email, videoconferencia) fácil, cómoda y eficaz.
Ponte en contacto conmigo y te informaré sin compromiso
email. marta@psicoemocionate.com telf. (+34) 622.595.544


Tags: , , , , , , , , , , , ,

0 comentarios en “La guerra de los Rose”

chiquic dice:

Muchas gracias por esta entrada, me aclara muchas cosas!. Creo que para mi aquí, el problema estriba en cómo identificar qué quiero, qué necesito y cómo hacerselo saber…..si me siento triste porque me besa por la mañana, cómo identificar que es poque quiero el beso por la noche? la reflexión es muy importante, pero cómo dedicar tiempo a pensar con los ritmos de vida que tenemos?

Muchas gracias!

Es cierto que el ritmo de vida actual no facilita la reflexión, aunque es fundamental que aprendamos a ser nosotros/as quienes marquemos el ritmo. Por ejemplo, en vez de correr por las escaleras del metro a primera hora de la mañana para no perder el tren me puedo proponer levantarme 10 minutos antes, y así no tendré que correr porque llego tarde y no empezaré el dia con estrés.

Respecto a identificar sentimientos y su origen, ésta es una habilidad muy importante para mejorar nuestras relaciones con los demás. Forma parte de la Inteligencia Emocional y la suerte es que puede aprenderse y desarrollarse. Te invito a visitar mi web y comprobar cómo podemos trabajarla tanto en consulta (presencial y online) como con formación.

Escribe una opinión

Tu email no será publicado.This is a required field!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte este artículo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn