monologo interno lenguaje psicoemocionate

Dime qué te dices y te diré cómo te sientes

21 de octubre de 2013 Escrito por Ansiedad y Estrés, Autoestima, Depresión, Equilibrio y Bienestar, Inteligencia Emocional 0 comentarios en “Dime qué te dices y te diré cómo te sientes”

No sólo hablamos con los demás. Nuestra principal conversación es con nosotros/as mismos/as. Utilizamos el lenguaje para pensar y además tendemos a utilizar unas palabras y no otras. De cuáles sean esas palabras va a depender en gran medida cómo nos sintamos.

Si escogemos con cuidado las palabras que utilizamos en nuestro discurso interior podemos tener un planteamiento más realista y más flexible, lo que facilitará que nos sintamos mejor, que enfrentemos con más sensatez y realismo el día a día y que tengamos un estado de ánimo más positivo.

 

Algunas claves para mejorar nuestra forma de hablarnos son:

* No te dirijas a ti mismo/a con críticas o descalificaciones generales sino haciendo referencia a comportamientos concretos. Es decir, no utilices “Soy” sino “He hecho”. Si te dices que eres irresponsable, estás asumiendo que es algo que forma parte de ti 24 horas al día 365 días al año. Sin embargo, si te dices que en una determinada situación te has comportado de forma irresponsable estás admitiendo que no en todas las ocasiones tu conducta es así y que puedes cambiarla.

Soy un desastre” → “A la hora de recordar los cumpleaños me despisto. Sería conveniente que los anotara en la agenda

 

* No utilices palabras de blanco o negro, hay toda una escala de grises esperándote. Utilizar las palabras “Todo”, “Siempre”, “Nada” o “Nunca” no suele ser lo más realista. Hazte 3 preguntas: ¿Estoy haciendo una generalización a partir de un hecho concreto? (maté un gato y me llamaron matagatos), ¿Estoy llevando al extremo una situación? (Nunca voy a ser capaz de aparcar en batería) y ¿Estoy ignorando posibles alternativas? (Cabe la posibilidad de que lo que ha dicho se deba a otro motivo). Si la respuesta a cualquiera de las tres preguntas es afirmativa ya es razón suficiente para modificar tu lenguaje.

Todas las matronas son encantadoras”→ “Mi matrona se portó estupendamente durante todo mi embarazo, espero que la que atienda a mi hermana sea igual de agradable

 

* Cambia los “Debería de” y “Tendría que” por “Me gustaría”. De esta forma se rebaja el nivel de exigencia, nos volvemos más flexibles y nos adaptamos mejor a la realidad.

Ha comprado el regalo sin preguntarme. Debería haberlo hecho, yo soy quien conoce sus gustos” → “Me hubiera gustado que me consultara para el regalo. Conozco mejor sus gustos y quizás hubiera encontrado algo más acorde con ellos”.

 

* Reformula las frases negativas en positivo. El vaso medio lleno o medio vacío. De esta forma centramos la atención sobre los aspectos positivos de la realidad.

Todavía no está listo el nuevo departamento. ¡Quedan tantas cosas por hacer!” → “Hemos avanzado bastante en poco tiempo y ya hay muchas cosas preparadas. ¡Aún es posible cumplir con los plazos!”.

 

* Sustituye las palabras extremistas y radicales por otras más moderadas, para no afrontar los hechos de forma tajante e intransigente. Quizás no es “lo peor que te ha pasado” sino algo “bastante malo pero que podía haber sido peor”.

Él no tendría que hacer ruido. No puedo soportarlo, es terrible” → “Realmente es difícil de aguantar. Mañana, más tranquila, le diré que me molesta

 

Pistas

  • Intenta descubrirte cometiendo alguno de los errores que se han planteado y cámbialo por las claves propuestas.
  • Al final del día mímate con una frase positiva sobre algo que haya ocurrido o sobre algún comportamiento que hayas tenido. Algo como “Hoy he hecho….”, “Hoy he conseguido…”, “Hoy ha pasado…”. Al principio puede costar algo de esfuerzo aunque con la práctica resultará mucho más sencillo.

 

Idea Clave

Si al pensar en nuestras personas queridas nos gustaría que les hablaran siempre con respeto y cariño, ¡cómo no empezamos por nosotros/as mismos/as!.

Guardar

Guardar


firma-ok
¿Te gustaría tener una Sesión de Psicología?
Prueba la psicología Online (email, videoconferencia) fácil, cómoda y eficaz.
Ponte en contacto conmigo y te informaré sin compromiso
email. marta@psicoemocionate.com telf. (+34) 622.595.544


Tags: , , , , , , , ,

0 comentarios en “Dime qué te dices y te diré cómo te sientes”

chiquic dice:

Acabar el día aceptando y reconociendo mis propios logros me ayuda a dormir incluso mejor (y descansar más), gracias por la actividad. Si a alguien le ayuda: comenzar el día con un “Me gustaría….” como tu dices, y con un “Tengo…” también hace que disfrutemos de las “obligaciones”…..ya que hay que hacerlas, al menos que sean agradables!.
Muchas gracias, te estás conviertiendo en mi blog de cabecera!

Muy buena aportación, empezar el día de forma agradable es tan importante como finalizarlo así. La clave está en prestar atención a la forma que tenemos de hablarnos e ir modificando ese discurso por uno respetuoso hacia uno/a mismo/a, de aceptación, y positivo.

Y muchas gracias por lo de “blog de cabecera”, tu comentario contribuye bastante a que mi día sea agradable 😉

Escribe una opinión

Tu email no será publicado.This is a required field!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte este artículo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn