Defusión cognitiva psicoemocionate

No Creas Todo lo que Piensas: Toma Distancia de aquello que Aparece en tu Mente

5 de octubre de 2016 Escrito por Ansiedad y Estrés, Depresión 7 comentarios en “No Creas Todo lo que Piensas: Toma Distancia de aquello que Aparece en tu Mente”

Hoy te invito a que interpretes dos papeles diferentes. Primero me gustaría que imagines que estás en una obra de teatro y te encuentras sobre el escenario recitando tu texto. Como eres un actor o una actriz alucinante te lo has aprendido de pe a pa y te has metido de lleno en la piel de tu personaje. Crees lo que dice, sientes lo que siente. De hecho, cuando de repente otro personaje salta desde detrás del sofá hacia ti con un cuchillo en la mano vives la amenaza, tu cuerpo se pone en tensión y de tu boca sale un alarido horripilante

 

Ahora quiero que te bajes del escenario, que olvides al personaje que estabas representando y que te sientes en una de las butacas. En este momento eres parte del público y tienes una visión más completa de lo que se está representando en la obra. Mientras actuabas sólo eras consciente de tu papel, pero ahora que has ampliado tu campo de visión te das cuenta que tu personaje no contaba con el asesino que llevaba un rato espiando desde detrás del sofá. Notas su miedo cuando éste le asalta, te estremeces pero no sientes su mismo terror porque, a diferencia del personaje que eras antes, ahora sabes que lo que estás viendo es sólo ficción. Ventajas del patio de butacas 😉

 

Este ejemplo lo pongo mil veces durante las sesiones, cuando trato de que uno/a de mis valientes tome distancia de aquellos pensamientos y emociones que le atormentan, le angustian, le estresan o le cabrean. Le invito a formar parte del público

 

Cuando estás encima del escenario te crees tus pensamientos sin dudar, te fusionas con ellos. Les das toda tu atención y te comportas como si fuesen un fiel reflejo de la realidad. Es más, les obedeces ciegamente, como si fuesen órdenes que tienes que cumplir sin rechistar

 

“Soy una inútil”… pues si lo dice mi mente será verdad

“¡Necesito salir ahora mismo de aquí!”… ¿cómo decirle que no a semejante orden?, ¡salgo pitando aunque me suponga abandonar mi compra en mitad del supermercado!

“Si me quisiera no se habría olvidado de mi cumpleaños”… ¿es obvio no?, esto es una realidad como una casa, ¡no admite réplica!

 

Estos pensamientos son muy difíciles de evitar. Ten en cuenta que dicen que podemos llegar a tener hasta 60.000 pensamientos al día (¡qué barbaridad!) y gran parte de ellos son negativos (esto tiene que ver con el funcionamiento de nuestra mente, que para asegurarnos la supervivencia hace miles de años no le quedaba más remedio que ponerse siempre en lo peor y anticipar peligros. Y la verdad, no ha evolucionado demasiado en este sentido, mala suerte que hemos tenido). Imagina con tal cantidad de pensamientos al día la de historias que nuestra mente se puede montar, ¡con lo peliculera que es ella!

 

Nuestro objetivo por tanto no debe ser esforzarnos en tratar de evitar que aparezcan, sino recordar que los pensamientos son sólo palabras, imágenes, historias… nada más que eso

 

Eso significa bajar del escenario, tomar distancia con la historia y desengancharte de ella. Convertirte en observador/a y darte cuenta que las historias que narra tu mente no son necesariamente reales, por lo que vas a dejar desde YA de darles credibilidad automática. Tampoco vas a obedecerlos simplemente porque hayan aparecido por tu mente, ¡hasta aquí podíamos llegar!. Y por supuesto, por muy terroríficos que parezcan estos pensamientos, aunque lleguen en plan matones, no son una amenaza. Se convierten en amenaza cuando te los crees. Pero eso ocurre cuando eres protagonista y ahora estás en el patio de butacas, ¿recuerdas?

 

¿Cómo convertirte en observador/a de lo que ocurre en tu mente en vez de creértelo a pies juntillas?. Pues ampliando la distancia psicológica entre tú y tu parloteo mental a través de los siguientes pasos:

 

Lo primero, recuerda alguna situación que se suela repetir en la que te sientas triste o ansioso/a y párate a pensar qué historia te está contando tu mente en ese momento

 

A continuación, ponle un nombre a esa historia. Te pongo un ejemplo personal. A mi hay una historia que de vez en cuando me aparece y me dice “tienes que hacerlo mejor, tiene que salirte perfecto”. Cuando me doy cuenta de que ya la tengo rondándome me digo “Mira, aquí está la sabionda otra vez. ¿Qué tal?, ya me extrañaba que no vinieras a darte una vuelta”. En mi caso, cuando mi mente empieza a presionarme para que sea excesivamente perfeccionista llamo a esa historia “La sabionda”

 

Una vez has reconocido la historia simplemente déjala estar, no la pongas en duda ni la rechaces. Deja que se vaya cuando quiera. A mí me funciona decirle que no le voy a hacer caso: “Hola sabionda, gracias por pasarte a saludar, quédate el tiempo que quieras mientras yo sigo a lo mío, que tengo muchas cosas por hacer”. Uno de mis valientes suele decir que manda a sus historias al “rincón de pensar”, ¡me encanta!

Pistas

  • No te creas todo lo que piensas. Tu mente es una creadora de historias impresionante, pero no por eso tienes que darle credibilidad a todo lo que te cuenta

 

  • La defusión cognitiva (ampliar la distancia psicológica con lo que aparece en tu mente y no tomarlo como algo necesariamente real) es una técnica que utiliza la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Su objetivo no es librarte de los pensamientos desagradables, sino que los veas tal y como son: nada más que palabras. Y que de esta forma dejes de luchar contra ellos

 

Idea clave

La mente no descansa. Está siempre pensando, creando, y no por eso hay que confiar al 100% en ella o creer siempre lo que nos cuenta


firma-ok
¿Te gustaría tener una Sesión de Psicología?
Prueba la psicología Online (email, videoconferencia) fácil, cómoda y eficaz.
Ponte en contacto conmigo y te informaré sin compromiso
email. marta@psicoemocionate.com telf. (+34) 622.595.544


Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Tags: , ,

7 comentarios en “No Creas Todo lo que Piensas: Toma Distancia de aquello que Aparece en tu Mente”

Carmen dice:

Muchas gracias. Me ha parecido muy interesante. Es verdad que todo se ve diferente desde el patio. Lo pondré en práctica más a menudo.

Luz Maria López Aburto dice:

Excelente la información de este tema
Me ubique perfectamente y gracias por darnos tips para no hacer de nuestra vida un teatro irreal totalmente

Marta Cañeque dice:

Cuando somos capaces de convertirnos en observadores/as de lo que aparece en nuestra mente resulta más sencillo tomar decisiones más adecuadas y no dejarse arrastrar por las emociones

Gracias por los comentarios, me alegra que os haya resultado útil 🙂

Cristina dice:

Muchísimas gracias, Marta. No solo por este post tan interesante y tan útil, sino por todo lo que escribes y cuelgas cada día en Instagram. Mucho de tus posts me animan bastante y me hacen ver las cosas de otra forma.

Eres grande.

Gracias.

Marta Cañeque dice:

Gracias Cristina!!

La psicología nos ayuda a ampliar la forma que tenemos de interpretar lo que nos ocurre y a relacionarnos mejor con lo que sentimos. Intento explicarlo de forma sencilla, tanto en el blog como en las sesiones, y comentarios así motivan muchísimo 🙂

Un abrazo!

Carla dice:

Me encanto leer este blog..muy interesante…si bien hago terapia me sirvio leer esto para darme cuenta que estoy siempre arriba del escenario creyendome todo lo que mi mente me dice…pensamientos vergonzosos e irreales…cosas que jamas haria mi mente me quiere hacer pensar que si…trato de soltar yendo a terapia pero pasan los años y siempre aparece un nuevo pensamiento por el cual tengo que volver generando dependencia de mi psicologa…esto me sirve para ponerle nombre a esta historia “la mentirosa” y asi dejar que estos pensamientos vengan y se vallan solos. Gracias!!!

Marta Cañeque dice:

“La mentirosa” es un buen nombre para una historia de la mente 😉

Ten en cuenta que si la mente está continuamente contándonos historias no es algo que vayamos a poder eliminar. No se trata tanto de que este tipo de pensamientos no aparezcan como de reducir la frecuencia y la intensidad con la que lo hacen y aprender a manejarlos cuando surgen. Y de esta forma no es necesario alargar una relación terapéutica ni por supuesto crear una relación de dependencia con un/a psicólogo/a. Si crees que te está ocurriendo eso coméntalo con tu psicóloga

Un abrazo Carla!

Escribe una opinión

Tu email no será publicado.This is a required field!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Comparte este artículo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn